169 de 365 / Porque te quiero 3

La expectativa y la esperanza de ser correspondida por él me han dificultado soltar y dejar ir. Me he resistido, lo he justificado tanto, he insistido en ver muchas cosas que no están ahí, supongo que me he mentido a mí misma.
 
Ciega. A la deriva. Me he vuelto oscura. Se me ha dificultado muchísimo contactar con mi luz.
 
Mi zona de control se fue haciendo cada vez más pequeña y la zona de lo que está fuera de mi control se fue haciendo más y más grande. No ha dejado de sorprenderme que, como siempre, lo mismo ha ocurrido en el exterior: desconcierto, inestabilidad, no saber dónde estoy parada, desorientación, sin sentido de pertenencia, desconexión, caos.
 
Apenas me reconozco.
 
Sin embargo, algo debí haber hecho bien en el pasado pues mi voz interior fue cada vez más insistente: sálvate, sálvate, ya sabes cómo hacerlo, te estás perdiendo a ti misma. No es él o, en todo caso, su responsabilidad y los frutos que obtenga de lo compartido estos meses están en su cancha no en la tuya; no hay nada que puedas hacer al respecto. Pero a ti, a ti puedes y debes salvarte. Regresa a tu centro.
 
A tientas perseveré en mi lectura, aunque me sabía insípida y en el camino encontré cantidad de frases alentadoras, conferencias y películas que me han llevado contactar con mi centro poco a poco, a pesar de mi propia resistencia. Hacer uso de mi kit de supervivencia tampoco ha sido sencillo. Afortunadamente no han faltado las manos amigas que, sabiéndolo o no, han estado ahí para mí.
 
Para ser sincera hay una serie de preguntas que me han rondado: ¿si me correspondiera que sucedería conmigo?, ¿estaría dispuesta a tirar todo por la borda con tal de mantener la relación?, ¿dejaría de ser la que soy? Al parecer, es una posibilidad.
 
Probablemente yo tenía que aprender de manera práctica que, en cualquier contexto, mi integridad, la decisión de ser yo y la maestría de mí misma deben ser mi prioridad, siempre, de otra manera no es posible que pueda aportar mi 100 % a ninguna clase de relación.
 
Con amor y gratitud,
Judith 🌷
Photo by Ian Espinosa on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s