167 de 365 / Porque te quiero 1

Esto tendrá que ser como las entradas de Jardín de Meteoros o no funcionará, escribiré solo verdades a medias y, como consecuencia, la escritura no tendrá la magia con la que siempre me ha sanado y salvado, incluso de mí misma.
 
Mi tú. Sí, él, a quién escribí los meses pasados. Un amigo de muchos años. Nos une un lenguaje, un aprendizaje, una vivencia común que fue y sigue siendo significativa para ambos y seguramente para todos los que estuvimos en el contexto en que nos conocimos.
 
Siempre me gustó. Él. Siempre lo admiré. Estos meses, con total libertad, pude elegir amarle. Y lo hice.
 
Sí fue una elección. En un principio me sucedió y fue confuso. Después tomé la decisión y todo se vino al traste. No por amarle, no, el amor es amor y es maravilloso, luminoso y me lleva a contactar con lo mejor de mí misma. Fue por las expectativas, la incertidumbre y el tiempo con la venda en los ojos pues los hechos demuestran que no soy correspondida. Punto.
 
Eso no quita que la experiencia de estos meses fue rica, de aprendizaje y crecimiento; que, por ahora, está opacada por una montaña rusa emocional, eso ni hablar. Por eso necesito escribir desde el valor de ser yo misma y de abrazar y aceptar que las cosas son como son.
 
Con amor y gratitud,
Judith 🌷
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s