145 de 365 / El anhelo de mi corazón

Según el diccionario un anhelo es un deseo vehemente.

Y cuando nos referimos a un deseo pensamos en algo que no tenemos, sin embargo, paradójicamente, cuando descubrí el anhelo de mi corazón me di cuenta que ya lo tenía.

Fue algo así como el cuento del pájaro azul del que solo recuerdo que una persona sale en busca de dicha ave pues le dijeron que al encontrarla sería feliz. Después de recorrer el mundo, regresó muy triste a su casa sin haberla encontrado pero, para su sorpresa, el pájaro azul estaba en el jardín de su propia casa.

Me sigue maravillando la ceguera a lo que no queremos ver o no estamos listos para hacerlo.

Y pensando en la aventura de autococimiento en la que me he embarcado reconozco, tal y como he escrito otras veces, que ha sido como un quitar capas de cebolla para llegar al centro, al corazón, a mi esencia, la cual siempre ha estado ahí.

Sin embargo, elijo seguir considerando al anhelo de mi corazón como tal por el deseo de profundizar en él, de conocerlo y amarlo con mayor plenitud, de permitirle expresarse cada vez con mayor libertad y gozo.

Una vez que se ha empezado el camino del autoconocimiento no dejan de suceder cosas asombrosas y, al mismo tiempo, no hay cosa que no lo sea.

Con amor y gratitud,
Judith 🌹

Photo by Faye Cornish on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s