Día 101 de 365 / Emociones y frases en las redes sociales

Retomaré aquellas frases que hablan de darse permiso para experimentar las emociones sea alegría o tristeza, enojo, etcétera y de mi experiencia al elegir mostrarme como me sentía, seria, pues, además de lo que escribí, fui consciente del condicionamiento y expectativa mías y de mi entorno del “sonríe y muéstrate feliz” y si no lo estás, otra frase viene rápidamente al rescate, ¡haz algo para lograr el cambio! ¡Tú puedes, ánimo!” O sea que tienes permiso para experimentar tus emociones, pero no tanto y, si estás decidido a hacerlo, hazlo donde yo no te vea, porque me generas malestar en mayor o menor medida.

Entre paréntesis, esta situación me llevó a hacerme otra pregunta, ¿hasta qué punto procuramos que el otro esté bien con la intención genuina de ayudarle o por el malestar que nos genera al hacer de espejo y mostrarnos nuestro propio malestar no resuelto? O tal vez sea por ambas razones o porque no sabemos cómo manejar la situación. Qué sé yo, cada día que pasa descubro que somos un mundo muy poco autoexplorado.

Con todo, no dejo de pensar que muchas de esas frases que se escuchan tan bien, pueden no tocar mi vida realmente. Ya escribí que en un tiempo las aproveché como un medio para subir mi nivel de vibración y, últimamente, las leo con la intención de encontrar respuestas. (Aunque en este momento pienso que no sé si las respuestas no llegan porque no he formulado las preguntas correctas. Pero, creo que también he obtenido respuestas que me han llevado a comprender y formular correctamente mis preguntas).

Y aquí viene una pregunta más que me he planteado respecto a muchas de esas hermosas frases, ¿cómo se hace? Me encanta, pero, ¿cómo la paso de la cabeza a la vida? Tal vez en estos días me interesa particularmente porque estoy en un momento en que el cómo es clave, no me basta saber, quiero el cómo. No quiero una frase hermosa y vacía, quiero vivirla.

Tal vez le estoy pidiendo mucho a una frase, posiblemente se deba a mi estado de búsqueda y a que encuentro mucha mayor satisfacción en leer el capítulo completo en un libro y no solo la frase. Sin embargo, eso no quita que algunas frases las guardo y las releo continuamente preguntándoles y dejando que me hagan las preguntas que ocultan; quién sabe, tal vez en ellas se esconde el cambio de consciencia que sé que se está gestando y que me entró al cuerpo a través de un esguince en el pie derecho 

Con amor y gratitud,
Judith 

Photo by Kari Shea on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s