Día 41 de 365 / Vulnerabilidad 2

Posiblemente, mi trabajo personal inició hace más de tres años, éstos han sido totalmente diferentes al resto porque han sido un curso intensivo, pero evidentemente lo que sucedió antes me preparó para vivirlos.

Hubo una actividad previa a estos tres años, fue lo primero que hice para darme un espacio a mí misma: tomar clases de acuarela e ilustración, ¡cómo las disfruté! Ya no recuerdo si asistí a 3 o 4 cuatrimestres de clases; durante ese tiempo experimenté, no tanto como yo habría querido, pero encontré un estilo con el que me sentí cómoda y al que llamé niñílico, pues se aproxima bastante a lo que haría un niñito con algunos conocimientos técnicos.

Creo que al final de ese periodo tuve un brote depresivo (o como sea que se le llame), y ya no sé qué fue primero: el huevo o la gallina; la depresión o el miedo.

Me parece que nunca le dije a nadie que empecé a tener miedo, llegué a un punto en que ya estaba lista para continuar desarrollando mi niñílico, pero tuve miedo. Lo sentía claramente en ese lugar donde se experimentan las emociones y terminé alejándome muy a mi pesar.

No sabía qué hacer, ni cómo manejar la situación, el arte me puso en contacto conmigo misma y me asustó. Ciertamente, tenía mucho trabajo por delante.

Hace poco cometí algunas intrepideces y recordé el tema de la vulnerabilidad con el que hice contacto hace algunos años. Brené Brown, experta en el tema, narra en una de sus Ted Talks, que de una institución le pidieron una conferencia, pero que evitara hablar sobre la vulnerabilidad y la vergüenza, que eran preferibles otros temas como la creatividad, la innovación y el cambio, a lo que ella responde, permítanme decirles que la vulnerabilidad es el lugar en el que nacen la creatividad, la innovación y el cambio; crear es hacer algo que no existía y no hay nada más vulnerable que eso.

No supe cómo manejar mi vulnerabilidad, no supe qué hacer con lo que me hacía única y original, tuve miedo de mi niñílico como expresión de mí misma; ahora que estoy haciendo esto de los 365 días, supongo que ya sé cómo hacerlo.

Con amor y gratitud,
Judith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s