Día 37 de 365 / Mi versión de la historia

Ocurrió en una historia de magos y dragones que el príncipe tenía que elegir una hazaña en la que se probaría a sí mismo y le demostraría a su pueblo que sería un digno rey.

Partió solo, como debía de ser, pero a causa de que estaba en peligro, lo alcanzó un mago para salvarle la vida; en el camino, un personaje reveló al mago que la verdadera hazaña no era la del príncipe, ésta era solo un señuelo para que el mago realizara su propia hazaña, la cual era, además, de mayor importancia. ¿Cómo era posible? ¡El propio príncipe había elegido su hazaña! El mago sorprendido insiste en que esa misión no es suya, y el personaje le replica:

– Eso es lo que tú eliges creer.

Me quedé pensando en mi vida, sus altas y bajas, el esfuerzo, tanto que la he rumiado… ¿y si solo es un señuelo para que alguien más logre contactar con su propia hazaña?

Tengo muy claro que mi vida y yo somos únicas, pero eso no significa que no pueda ser más que una excusa para que, sin siquiera yo saberlo, la vida de alguien más se ponga en marcha. Al pensarlo, creo que es muy posible, porque lo he vivido.

Algunas personas se han acercado solo unos instantes a mi vida, como aquel joven que me dijo que no había conocido a nadie como yo y que, de hecho, me encontré brevemente años más tarde; ese segundo encuentro, se convirtió en una importante fuerza de impulso para mí.

Sin embargo, no solo está su presencia, sino también lo que yo elijo ver y creer, pues, a decir verdad, tengo otra posible versión de esta historia: a pesar de sus palabras en el pasado yo no me percaté de que mostrara interés por cultivar ningún tipo de relación conmigo y años después, tenemos un breve encuentro que, para mí, fue valiosísimo, sin embargo, tampoco vuelve a mostrar interés, ¿acaso yo no lo valía? ¡Drama y sufrimiento!

Bueno, en realidad, sin drama ni sufrimiento, pues elijo contarme la versión mágica de la historia, aquella en la que acordamos que se haría presente en mi vida en momentos clave para alimentar mis mecanismos de magia y crecimiento con tan solo unos instantes de su presencia. En esta versión, no veo más que luz y gozo por la misión cumplida, los suyos y los míos.

Con amor y gratitud,
Judith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s