Día 27 de 365 / Silencio

En este momento estoy frente a un mar infinito de posibilidades y un “papel” en blanco. Hay tanto bullendo por mi mente, pero lo que de verdad quisiera expresar, hasta donde sea posible, es el silencio.

El silencio desde el cual miro ese bullicio de palabras, ideas y experiencias.

El silencio que yo soy y desde el cual he empezado a aprender a mirarme a mí y a mis circunstancias.

Me encanta su mirada en la que no hay juicio ni condena.

Lo percibo dentro mí como si estuviera por encima de todo y a la vez en lo más profundo, ahí donde solo hay quietud y calma.

Es como un arrobamiento en el que todo es perfecto tal y como es.

Tal vez este silencio que soy es el que se hace presente durante mi vida onírica, cuando soy creativa y en esos momentos plenos y felices en los que todo es posible, en los que no hay restricciones, reglas o ataduras, en los que experimento el gozo absoluto de ser yo misma, en los que me puedo ver y conocer tal y como soy, con mis luces y sombras.

Es un silencio que no controlo, simplemente es y me sucede en los momentos más inesperados.

El silencio que soy lo siento incluso físicamente como una especie de columna vertebral que me soporta y conforta.

Al entrar en contacto con él no necesito nada más, las palabras y los hechos quedan como desenfocados, están ahí, pero no en primer plano.

Desde el silencio que soy todo es perfecto. Todo está bien.

Con amor y gratitud,
Judith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s