Día 18 de 365 / Un viejo hábito

He observado que buena parte de mi comportamiento se manifiesta en función de lo que creo que piensan las demás personas. Es un hábito inconsciente recién descubierto y tan arraigado que, para cuando me doy cuenta, redescubro que lo sigo practicando exitosamente.

Con lo arrebatada que soy, no me doy el tiempo de detenerme a pensar antes de actuar y después caigo en la cuenta de que, otra vez, reaccioné en función de lo que tal vez pensó la otra persona y muchas veces, a pesar de lo que diga o haga el otro, yo actúo de acuerdo a lo que supongo que está pensando. ¡Vaya! Resulté ser mucho más interesante y compleja de lo que yo misma creía 😉

Supongo que lo que yo pienso que el otro piensa no es más que una proyección mía, así que… ¡eureka! en este momento se me ocurre que en vez de darme de topes porque no hice o dije lo que yo realmente habría querido hacer o decir sin la influencia de lo que creo que el otro cree, sería interesante hacer el ejercicio de detenerme a observar qué supuse sobre la otra persona como una nueva estrategia para continuar el interesante viaje del conocimiento de mí misma, pues lo que creo que el otro piensa es, en realidad, ¡lo que yo misma pienso! Sin duda, esto le proporcionará un plus a tan singular hábito.

Y así es como he venido descubriendo que nada es casual y todo es motivo de aprendizaje y el trabalenguas del día de hoy es justo lo que tenía que aprender al sentarme a escribir. Gracias. Hecho está. Y está bien. Ya veremos cómo me va en la práctica.

Con amor y gratitud,
Judith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s